jueves, 13 de agosto de 2015

MYZTEZIZ, EL FENÓMENO DOBLE CARA


Krudemmon
@krudemmon

Puedo recordar el momento, era el 2004, la lucha libre mexicana se mantenia a flote con ligeros chispazos de picardía y genialidad, entonces surgió en la Arena México un joven de 22 años, delgado, vestido elegantemente con un traje plata y oro, el anunciador lo presentó como Místico y entonces se supo que la evolución haía llegado.

El detalle de quién usó primero el nombre era tema aparte. Místico y su velocidad conquistaron al público, Hijo del Santo lo apadrinó en una “Gran Alternativa” y entre líneas era el paso de la estafeta de la imagen del técnico de época. El jugador limpio, al que todos los rudos buscarían para intentar trapear el piso con su máscara.


Místico fue muy bien cobijado con una leyenda que incluía la orfandad y la protección del padre Fray Tormenta. Era más bueno que un Jedi y más honesto que niño de 3 años. Místico volaba, sorprendía y vencía al mal: Hijo del Diablo, Sepulturero, Black Warrior, la oscuridad no podía con la luz que emanaban sus movimientos.

Llegó entonces el 2010, Místico hizo pareja con su entonces nuevo archirrival, Averno y la lucha volvío a girar 180 grados. La fusión con el general infernal hizo de Místico un hombre temible, ya no sólo en su aspecto, su actitud había cambiado, ya no sólo era cuestión de acabar con los rivales, el objetivo ahora era humillar.


El público estaba confundido, ¿qué le había pasado a Místico?, los niños entraron prematuramente en su etapa de rebeldía, de la mano con su ídolo y los padres ya no estuvieron de acuerdo con el apóstol. Entonces llegó el pique con el Volador Jr, el ángel había caído.

Místico fue un ícono de la bondad en el ring y logró convertirse en un rudo odiado, algo que solamente nombres titánicos como El Santo o Cien Caras habían logrado.

Entonces llegó la aventura de WWE, Sin Cara no funcionó como hubiera querido, regresó a México y se alojó con la Triple A, nació Myzteziz y de nueva cuenta la pureza en su corazón lucharía contra el malévolo Hijo del Perro (Q.E.P.D), Konnan y Pentagón Jr.

Pero las circunstancias, y la sangre ruda del Dr karonte (su padre), llamaron nuevamente, Myzteziz no se aguantó las ganas y cuando fue puesto frente a frente ante Rey Mysterio, en una batalla generacional, Myzteziz no tuvo empacho en mostrarse como un patán, un gandalla, un luchador que hizo ver mal al ídolo internacional.

Myzteziz es un fenómeno doble cara, puede triunfar como técnico o como rudo. Ya no es tan vertiginoso como en su debut, pero ha sabido adaptar su estilo a la época, y lo mejor, sabe como echarse a la bolsa al público, con mentadas o abrazos.

Ojalá que se quede del lado de los malos, el contrapeso hace equilibrio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada